• Tecnología

¿Es seguro mi smartphone? 10 consejos para mejorar la seguridad de su móvil

  • Felix Rose-Collins
  • 1 min read
¿Es seguro mi smartphone? 10 consejos para mejorar la seguridad de su móvil

Introducción

Los teléfonos inteligentes se han convertido en parte integrante de nuestra vida moderna, ya que el 60% del uso de Internet se realiza a través de ellos.

De ahí que la seguridad móvil se haya convertido en algo esencial para cualquiera que opere su día a día a través de un dispositivo móvil. Averiguar cómo saber si su teléfono ha sido pirateado es ahora una habilidad necesaria.

Por suerte, hay formas sencillas pero eficaces de prevenir las brechas en los smartphones. Vayamos al grano y profundicemos en 10 consejos para mantener la seguridad de tu dispositivo móvil.

10 consejos para garantizar la seguridad de tu smartphone

#1. Tome precauciones en las redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi públicas suelen ser peligrosas y constituyen un terreno de caza privilegiado para los piratas informáticos. Las conexiones sin contraseña no suelen estar encriptadas, por lo que no ofrecen protección básica a quienes se conectan.

Una amenaza habitual para las conexiones públicas son los ataques man-in-the-middle. Un pirata informático crea su propia red Wi-Fi impostora, configurada para que parezca una red pública. Una vez conectado, esperan para recopilar credenciales de inicio de sesión, datos de pago y mucho más.

¿Qué es una red privada virtual? Al utilizar una red privada virtual (VPN), tu navegación queda totalmente camuflada, aunque estés conectado a una red falsa. Las VPN cifran tus datos, sea cual sea la conexión.

#2. Evite los puertos de carga públicos

Por desgracia, las amenazas en espacios públicos no acaban en las conexiones WiFi inseguras. Los hackers también pueden comprometer los puertos de carga compartidos en cafeterías, aeropuertos o bibliotecas. Este método se conoce coloquialmente como "juice jacking".

Los puertos del teléfono cargan el dispositivo, pero también transfieren datos. Si un puerto de carga público ha sido manipulado, podrías estar dando a un hacker acceso completo a tu smartphone y a todos los datos que contiene.

Lo mejor que puedes hacer es evitarlos por completo. Opta por utilizar tu propio cargador de pared, buscando en su lugar tomas de corriente estándar.

#3. Implementar los bloqueos de pantalla incorporados

Todos los smartphones ofrecen bloqueo de pantalla, pero el 28% de los usuarios afirma no utilizarlo. Las ciberamenazas son una gran preocupación, pero el robo físico está siempre presente. Un ladrón necesita robarte el teléfono para tener acceso a todo.

Los bloqueos de pantalla se presentan en forma de:

  • Código PIN;
  • Contraseña;
  • Bloqueo de patrón.

Esto ni siquiera incluye la biometría, como el reconocimiento facial y los escáneres de huellas dactilares. Estos pueden añadir una capa adicional de protección personalizada frente a los ladrones de teléfonos.

alt_text (Fuente: 200degrees)

#4. Habilite las funciones de seguimiento remoto

Como ya hemos dicho, las amenazas a tu smartphone no sólo están en Internet. Si se produce un robo físico, no está garantizado que el bloqueo de pantalla mantenga alejados a los ladrones. En estos casos, las funciones de rastreo remoto del teléfono son tu mejor aliado.

Activa "Buscar mi iPhone" (usuarios de Apple) o "Buscar mi dispositivo" (Android) en los ajustes de tu teléfono. Esto no solo te permitirá rastrear el paradero de tu dispositivo, sino también borrar los datos de forma remota, eliminando cualquier información privada.

#5. Realice copias de seguridad periódicas

Con todas las medidas preventivas del mundo, siempre existe la posibilidad de perder tus valiosos datos. En el peor de los casos, es esencial crear copias de seguridad completas de la información que guardas en tu dispositivo.

Cuando un teléfono es pirateado, casi todos los datos incluidos se corrompen y quedan inutilizables. En lugar de empezar desde cero con un dispositivo nuevo, una copia de seguridad de los datos te ahorrará mucho esfuerzo y tiempo.

#6. Mejore la seguridad de sus contraseñas

La reutilización de contraseñas es una importante amenaza para la seguridad. Según un informe, de los 106 millones de usuarios que vieron comprometidas dos o más contraseñas, el 60% reutilizó contraseñas en todas sus cuentas.

Sé lo que estás pensando, ¿cómo voy a recordar contraseñas diferentes para cada cuenta que tengo? La respuesta es sencilla: no deberías. En lugar de eso, opta por un gestor de contraseñas.

Estos programas recuerdan y protegen tus datos de acceso. La mayoría incluso ofrece generadores de contraseñas para que no tengas que inventarlas tú mismo.

#7. Mantenga actualizados su sistema operativo y sus aplicaciones

Una de las principales motivaciones de muchas actualizaciones es parchear agujeros de seguridad. Con el tiempo, los piratas informáticos conocen bien las puertas traseras de los programas antiguos. Si evitas las actualizaciones, puedes convertirte en víctima de la ciberdelincuencia.

Esto se aplica tanto al sistema operativo (SO) como a las aplicaciones. Afortunadamente, la solución es sencilla y fácil de aplicar. Solo tienes que mantener tu sistema operativo y tus aplicaciones actualizados en todo momento para aprovechar las últimas actualizaciones de seguridad.

#8. Descargue aplicaciones sólo de las tiendas oficiales

Puede que a algunos les suene a sentido común, pero descargar aplicaciones de tiendas de aplicaciones no oficiales puede ser peligroso. Las apps maliciosas se hacen pasar por juegos interesantes o ya conocidos, pero pretenden infectar tu teléfono.

Limítate a las tiendas de aplicaciones oficiales, como App Store de Apple y Google Play Store. Estos mercados analizan automáticamente el software en busca de virus. Si eres usuario de Android, asegúrate de que tu navegador no permite descargar aplicaciones de fuentes desconocidas. Puedes hacerlo a través de los ajustes de "Seguridad" de tu teléfono.

#9. Audite los permisos de su aplicación

Muchos desarrolladores de aplicaciones comparten abiertamente tus datos con múltiples terceros, y a veces cuartos. Lo peor de todo es que les damos permiso para hacerlo. Si un tercero se ve comprometido, tus datos también.

Auditar los permisos de tus aplicaciones es una buena forma de controlar a qué datos se puede acceder en tu teléfono. Puedes encontrarlos fácilmente en los ajustes de "Aplicaciones" de tu teléfono. Revoca los permisos que consideres innecesarios.

#10. No hagas "jailbreak" ni "root" a tu teléfono

"Jailbreaking" (iPhone) y "rooting" (Android) tu dispositivo elimina las limitaciones impuestas por los fabricantes de móviles. Aunque esto abre las posibilidades y los recursos a disposición de los usuarios, viene acompañado de un importante conjunto de riesgos de seguridad.

Algunos de los riesgos asociados son:

  • Pérdida de las protecciones de ciberseguridad incorporadas;
  • Imposibilidad de acceder a nuevas actualizaciones de seguridad;
  • Causando la invalidez de la garantía de tu dispositivo.

El jailbreaking y el rooting permiten derechos de administrador, pero no sólo para el usuario. Esto significa que cuando un código malicioso entre en tu teléfono, tendrá acceso ilimitado a toda la información privada almacenada en el dispositivo.

Conclusión

La seguridad móvil es vital en nuestro mundo cada vez más digital. Siguiendo estos 10 consejos, estarás a salvo de la gran mayoría de las amenazas a la seguridad móvil. Con poco esfuerzo, tus datos privados serán intocables para ciberdelincuentes y ladrones por igual.

Felix Rose-Collins

Felix Rose-Collins

is the Co-founder of Ranktracker, With over 10 years SEO Experience . He's in charge of all content on the SEO Guide & Blog, you will also find him managing the support chat on the Ranktracker App.

Pruebe Ranktracker GRATIS