• Tecnología

Por qué una CDN no resuelve todas sus necesidades de rendimiento

  • Jason Chow
  • 1 min read
Por qué una CDN no resuelve todas sus necesidades de rendimiento

Introducción

Su negocio florecía en el pasado cuando tenía un producto de precio razonable que era bueno y que no muchos vendían. Ahora las cosas son diferentes. No estoy diciendo que la calidad del producto y un precio competitivo ya no sean cruciales. Lo que digo es que, debido a los rápidos avances tecnológicos, muchos están a bordo de Internet. Por lo tanto, el espacio de los negocios en línea se ha llenado de gente y la competencia se ha hecho más dura.

Hay otros factores que entran en juego; la experiencia del usuario en línea es uno de ellos. Muchos venden ahora productos similares con precios competitivos. ¿Qué le diferencia de la competencia? Dos palabras: la experiencia del usuario.

Hay muchos aspectos de la experiencia del usuario que debes tener en cuenta. Los primeros en la lista son la velocidad y el rendimiento. Usted quiere ofrecer una experiencia de usuario positiva y agradable. Por ello, debe buscar la mejor solución de alojamiento web que le ayude a conseguirlo. La mayoría de los proveedores de alojamiento web ofrecen redes de distribución de contenidos (CDN ) para garantizar una velocidad de calidad en todo el mundo.

Sin embargo, puede notar que incluso con el despliegue de la CDN, todavía puede encontrar rendimientos lentos. Una CDN ayuda a acelerar las conexiones, pero no es la bala de plata mágica que resuelve todos los problemas de rendimiento.

La CDN en pocas palabras

A CDN helps deliver content fast to your users. Una CDN ayuda a entregar el contenido rápidamente a sus usuarios. (Fuente: Cloudflare)

Una CDN suele ser una red de servidores distribuidos geográficamente que trabajan juntos para acelerar la entrega de contenidos de Internet acercando los datos al lugar donde se encuentran los usuarios. Estos servidores distribuidos actúan como servidores proxy conectados al servidor original. Así, en lugar de que todo el mundo acceda directamente a ese servidor original, estos servidores proxy entregan el contenido de forma eficiente a los usuarios en función de su ubicación.

Piense en una CDN como una red de servidores en diferentes puntos de intercambio entre varias redes. La disponibilidad de estas ubicaciones de alta velocidad e intrincadamente interconectadas ayuda a ampliar la disponibilidad global de un sitio web, reducir los tiempos de tránsito y resolver los problemas de latencia.

Las CDNs almacenan en caché datos, como páginas web, imágenes y vídeos, en estos servidores proxy cercanos a usted. Si se obtuviera el contenido del servidor original en todo momento, la espera sería demasiado larga. Sin embargo, como el contenido ya está almacenado en caché en un servidor cercano, obtenerlo de este servidor reduce significativamente el periodo de espera.

Beneficios

La mayoría utiliza las CDN para mejorar la velocidad de carga de los sitios web. Es más rápido obtener el contenido de un servidor CDN cercano. Por lo tanto, los usuarios disfrutan de sitios web más rápidos. La tasa de rebote disminuye y las tasas de conversión aumentan. Una CDN puede gestionar grandes cantidades de tráfico y fallos de hardware debido a su naturaleza distribuida.

Con otras optimizaciones, las CDN pueden ayudar a reducir los datos que maneja el servidor original. Por lo tanto, el consumo de ancho de banda del servidor de alojamiento disminuye, lo que ayuda a reducir los costes de alojamiento web. Una CDN puede ayudar a defenderse de los ataques de denegación de servicio distribuidos (DDOS) cuando está bien configurada.

Por qué una CDN no resuelve todas sus necesidades de rendimiento - 5 áreas

No cabe duda de que incluir una CDN en su infraestructura mejora la velocidad, el rendimiento y la fiabilidad. Sin embargo, el uso de una CDN por sí solo puede no ser suficiente. Hay que optimizar otras áreas para ofrecer un sitio web de alto rendimiento constante.

He aquí algunos de estos otros ámbitos:

1. Recursos del servidor

El servidor web que aloja su sitio web es el servidor original. Su CDN se comunica regularmente con su servidor web para asegurarse de que almacena en caché los datos estáticos más recientes para servir a sus usuarios. Además de manejar su CDN, su servidor web también maneja el contenido dinámico, que su servicio de CDN puede no manejar.

Dado que hoy en día los sitios web se componen de contenido estático y dinámico (generado en tiempo real), un usuario suele interactuar con su CDN y su servidor original. Si su servidor web no tiene suficientes recursos, una CDN no puede hacer mucho para ayudar.

Por lo tanto, asegúrese de que su servidor web está bien equipado con suficiente almacenamiento en disco duro, CPU y memoria. Asegúrese de tener en cuenta los picos de demanda. Sus recursos informáticos deben atender las peticiones de la web sin esfuerzo en TODO momento. Por lo tanto, compruebe a menudo la velocidad de su servidor web y esté atento.

2. Recursos de la red

La rapidez con la que una CDN puede comunicarse y extraer datos de su servidor web depende de varios factores. Uno de ellos son los recursos de red que gestionan la conectividad entre su CDN y el servidor web. La falta de recursos de red (poco ancho de banda) ralentiza la transferencia de datos, lo que va en detrimento del rendimiento final de su sitio web.

Hoy en día, muchos aprovechan las soluciones multimedia para mejorar su oferta a las masas. De ahí que utilicen mucho streaming de vídeo y grandes imágenes. Su ancho de banda se encarga de la transferencia de un contenido tan pesado en la red. Por muy capaz que sea su CDN, no le servirá de nada cuando su limitado ancho de banda se convierta en un cuello de botella.

Por lo tanto, asegúrese de tener siempre el ancho de banda adecuado para dar servicio a las transferencias de archivos grandes, incluso durante las horas punta. Sus recursos de red son vitales para ofrecer el rendimiento esperado entre su servidor web, la CDN y el público.

3. Su anfitrión web

Ranktracker uses Cloudflare as their CDN Ranktracker utiliza Cloudflare como su CDN. (Fuente: WHSR Tool)

Su anfitrión web decide la supervivencia de su negocio; no puedo enfatizar esto lo suficiente. Estrechamente relacionado con los apartados anteriores, su proveedor de alojamiento web determina los recursos que obtiene. Sin embargo, hay otras áreas en las que su anfitrión web influye en el rendimiento de su sitio web. La seguridad es una de ellas. Si las políticas de seguridad de su anfitrión web son flojas y dudosas, es cuestión de tiempo que su sitio web sea hackeado.

Una vez hackeado, su sitio web se ralentiza o, peor aún, se vuelve inaccesible. En este punto, su CDN se vuelve inútil. Por mucho que su CDN intente comunicarse con su servidor web, no puede. Su rendimiento se reduce a cero. Sus clientes se irán a otra parte. Por lo tanto, elija un alojamiento web fiable y de confianza. Elija uno con garantía de tiempo de actividad (cualquier cosa inferior al 99,9% no es buena).

Examina sus políticas de seguridad. Asegúrate de que son estrictas y de que se llevan a cabo todas las mejores prácticas de seguridad necesarias (cortafuegos, software antimalware, cifrado y otros). Debe incluirse la protección Secure Socket Layer (SSL). Las copias de seguridad se realizan diariamente como mínimo. Una fortaleza altamente asegurada hace que el funcionamiento sea fluido y sin interrupciones. Y este es el objetivo de todo propietario de un sitio web.

4. Aplicaciones/herramientas de terceros

Cada sitio web tiene sus requisitos y objetivos. Sea lo que sea, cada sitio web requiere un conjunto de aplicaciones y componentes de software para funcionar y llegar a la audiencia como se pretende. Estos componentes de software pueden ser desarrollados internamente o subcontratados. Sea lo que sea, supervise estas dependencias de dichos componentes, ya que influyen en el rendimiento general de su sitio web.

Su CDN puede depender de estos componentes para que funcionen y se entreguen como se espera a su audiencia. Su CDN no puede funcionar como se espera si alguno de estos componentes no se carga o no funciona correctamente. El rendimiento de su sitio web disminuye.

Por lo tanto, debe probar estos componentes de software en un entorno simulado antes de ponerlos en marcha en el entorno de producción. A continuación, supervise y gestione con regularidad estos componentes para asegurarse de que están siempre en condiciones óptimas para ofrecer el rendimiento esperado a su público en todo momento.

5. Configuración de la caché

Cache-control headers dictate how the cache is done Las cabeceras de control de caché dictan cómo se realiza la caché. (Fuente: Cloudflare)

Varias configuraciones de caché pueden afectar al rendimiento general de su CDN. Por ejemplo, el control de la caché. Se trata de una función de caché del navegador que guarda los recursos en la caché. Cuando un usuario vuelve a acceder al sitio web, el control de caché (una cabecera HTTP) contiene las reglas que dictan si el navegador envía una solicitud de servicio al servidor o si los datos proceden de la caché local.

Los desarrolladores tienen la flexibilidad de controlar el almacenamiento en caché del navegador, lo que significa que pueden controlar cómo se almacena en caché cada recurso. Además, los desarrolladores pueden establecer las reglas para los servicios de terceros, incluidas las CDN. Por lo tanto, optimiza bien estas cabeceras HTTP para almacenar el contenido en caché de forma eficiente y aprovecha el uso de tu CDN para obtener un rendimiento óptimo.

Sin embargo, algunos pueden tener configuraciones de caché incompatibles, lo que repercute negativamente en el rendimiento general. Por lo tanto, es necesario configurar, probar y ajustar la carga para alcanzar la configuración óptima de la caché con su CDN para aumentar y mantener un alto rendimiento.

6. Visuales

Si su sitio web se basa en elementos visuales, debe tener en cuenta su tamaño. Puede tener suficientes recursos informáticos y de red, pero pueden ser insuficientes si sigue añadiendo cargas de archivos de tamaño crítico en su sitio web. Cuando esto sucede, su CDN no puede hacer mucho. En última instancia, el rendimiento de su sitio web se ve afectado. Por lo tanto, no sobrecargue su red de recursos y CDN innecesariamente.

Hay formas de optimizar tus imágenes. Puedes considerar la posibilidad de comprimirlas en tamaños más pequeños sin comprometer su calidad. O utilizar imágenes responsivas que se adapten a los tamaños de pantalla. Estos sencillos pasos ayudan mucho a reducir la carga y el ancho de banda. Así, la velocidad de procesamiento es mayor y su público accede más rápido a su sitio web.

Un CDN acaba siendo rentable

Una CDN es, sin duda, una forma probada de mejorar la estabilidad, reducir el tiempo de carga de las páginas web y aumentar el rendimiento de su sitio web. Por lo tanto, invertir en una CDN es una obviedad, especialmente cuando se dirige a usuarios de todo el mundo. Sin embargo, las CDNs por sí solas no son suficientes para ayudar a que su sitio web funcione a la perfección en todo momento.

Otros factores como los recursos informáticos, los recursos de red, el software de terceros, la configuración del control de la caché y las imágenes determinan el rendimiento final. Tenga en cuenta todos estos elementos cuando construya su sitio web. En última instancia, lo que quiere es ofrecer una experiencia de usuario positiva a su público en todo momento.

Pruebe Ranktracker GRATIS